Los residentes fiscales en España quedarán gravados en IRPF por obligación personal. Obligación que determina qué se tributará en España por todas las rentas obtenidas al rededor del mundo sin importar el país de origen. Teniendo en cuenta ello, la obligación de presentar la declaración vendrá determinada por los limites generales establecidos. A su vez, habrá obligación de presentar la declaración en aquellos casos en los que se opte por aplicar, entre otras, la Deducción por doble imposición internacional.

¿Encontró su respuesta?