En primer lugar, los intereses de demora corresponden cuando el contribuyente le debe a la administración y no ha saldado la deuda dentro del plazo establecido en la normativa reguladora. En segundo lugar, los intereses indemnizatorios los paga la administración cuando la devolución se efectúa fuera del plazo establecido por la normativa reguladora.

¿Encontró su respuesta?